lunes, 27 de febrero de 2012

Entrevista en Cuaderno de Bitácora de un Friki y Carta Abierta a Cris


Dos cosas motivan este nuevo posteo...
Hace unos días Karla nos avisaba vía Facebook que la entrevista que nos hizo hace unas semanas a Javier y a mí estaba disponible y publicada en el blog Cuaderno de Bitácora de un Friki. Blog que hemos enlazado en nuestra sección de Blogs Destacados aquí en FdJ. Queremos desde aquí agradecer la atención al equipo de Cuaderno de Bitácora de un Friki y especialmente a Karla, promotora de la iniciativa.

Se trata de una entrevista muy amena, completa y fantásticamente maquetada que ha dado para dos partes, cuyos enlaces directos os dejamos aquí.



Paralelamente os mencionaré a Cris. Cris ha sido, a la fecha de hoy, la última persona en dejar un comentario en este blog. Os preguntaréis qué relación puede tener la entrevista con la última persona que nos comenta... Bueno, supongo que todo llega en uno de esos momentos en los que uno se siente cansado, uno de esos días grises y le toca reflexionar un poco sobre el estado de las cosas. Uno de esos días en los que la niebla no nos deja mirar al horizonte, pero el horizonte es claro y sigue ahí. Veréis la relación.

Dejadme  primero que os hable de Karla:
Valenciana, 28 años, casada... Cosplayera de altura, danzarina del vientre, lectora compulsiva... No nos conocemos en persona. La recuerdo comentar en las notas de Facebook que una vez fueron el germen de lo que más tarde se convertiría en la serie de poemarios de  "Latidos", cuando yo cantaba a un amor imposible recién aterrizado en Madrid, hace ya más de un año. Poco a poco, despacio y casi sin notarse se fue aproximando a nuestro trabajo. Cuando la Saga estuvo disponible en Amazon la adquirió, eso la llevó a interesarse por nuestros proyectos conjuntos, como A:S&S. Nos aplaudió de manera encendida la campaña de protesta contra SOPA; También se hizo con la primera entrega de IRENE... Es de esas que nos amenaza para que la continuemos pronto. Hoy se ruboriza cuando le decimos que su entrevista nos ha encantado y nuestras conversaciones, aún por chat, son casi diarias...

No es el único perfil así...

Podría hablaros de Josema Beza: Madrileño, 31 años, casado, una hija, analista programador y lector empedernido. Recuerdo como si fuese ayer la primera vez que se acercó a mi en la firma de libros del Enviado en Madrid hace más de 2 años. Yo por entonces ni imaginaba que terminaría afincado en la capital. Ha sido uno de los grandes adalides de este trabajo. Hemos pasado de cruzarnos mails a cenar en su casa. Hoy forma parte del Galeón Fantasma, nos ha entrevistado, compartido, twitteado y apoyado más veces de las que puedo contar.

La lista sigue y sale de España: Estela, 35 años, educadora, argentina, lectora voraz. Una entrada en el blog de Malefic es la causante de que la conozca. Ella vio un lobo enjaulado que se peleaba por sobrevivir a aquel verano y al parto de aquella novela. Entró despacio, casi sin hacer ruido. Su hermano había adquirido El Enviado a través de descargas en la red, por aquel entonces la única vía de salida de esta saga fuera del país. La había recomendado leer a sus alumnos. Hoy sus charlas me hacen amanecer.

Personas con un vínculo común: estas páginas, estos proyectos que hoy defendemos. Todos fueron primero lectores, lectores que conectaron con nuestro trabajo, con nuestra manera de hacer las cosas... el tiempo ha querido convertirlos también en amigos. Lectores que han terminado defendiendo nuestro trabajo, implicándose en él de manera intensa y a los que no sabemos cómo dar las gracias. Sin ellos todo esto sería mucho más difícil y infinitamente menos bonito.
 La lista es más extensa, afortunadamente.

Aquí llega Cris. En ella quiero representar a todos aquellos lectores anónimos que desde que estos trabajos andan en Amazon han decidido acercarse a nosotros y compartir sus impresiones. De Cris lo ignoro todo. Solo tengo un correo electrónico en el que me pregunta sobre el estado de publicación del 4 libro de la saga que saldrá este año. La animo a leer durante la espera la serie IRENE, cuya primera entrega publicamos en enero. Mi sorpresa es que antes de darme cuenta, Cris decidió darnos ánimos públicamente. Comentó este blog y el blog de Irene. También dejó sus amables impresiones en Amazon, en los libros de la saga y nuevamente en Irene, que apenas tardó un par de días en devorar. Nos ha parecido un gesto increíble. Desde aquí mil gracias.

A Javier y a mi nos sobrecoge esta actitud, esto que lleva a personas repartidas por España no solo a leernos sino a dejarnos sus alientos, sus ánimos. Hemos comprobado que poco a poco hay algo que hace de estos proyectos algo contagioso para algunas personas. Nos animan, nos empujan hacia delante. Nos dicen: venga, chicos, lo que hacéis es algo especial, vale la pena. "No paréis por nada del mundo. Vuestro entusiasmo es lo mejor" decía Cris en este blog. "Gracias por compartir" nos asegura Sarada, "me parece genial vuestra forma de pensar. Me levanto el sombrero" añade Raúl. Marta Barragán confiesa: "No puedo hacer otra cosa que aplaudiros".
Más que elogiar la calidad de nuestro trabajo, estas personas, allá donde estén, consiguieran de la manera que fuese acercarse a nuestro trabajo comparten y valoran lo que a Javier y a mi realmente nos interesa: Nuestra emoción por comunicar, nuestra pasión, nuestra pequeña locura. Cuando los días se vuelven grises y todo se hace cuesta arriba, venimos aquí y volvemos a leer estos comentarios. Nos devuelven la magia, las fuerzas, nos recuerdan por qué nos embarcamos en este océano.

VOSOTROS SOIS LA RAZÓN

Es emocionante saber que los lectores de la Saga ya se cuentan por miles. Irene se sigue peleando por ocupar un rinconcito, pero los comentarios y respuesta de sus lectores son exquisitas. Nosotros aún no hemos visto un duro de todo ese esfuerzo. Pero lo que importa es que esa masa indefinida de rostros sin nombre que siempre está en nuestra mente cuando encaramos un proyecto, de la que siempre dudamos si nuestra calidad estará a la altura de su criterio, a los que imaginamos pasando unas páginas, quedándose en un diálogo, impactándose con alguna escena ilustrada de Javier, esa masa comienza a tener nombres reales
Se llaman Karla y Cris... 
y Beza, y Diego, y Raúl y Casandra, y Marta y Michu y Motse y Juan Garrido y Judd y Jose RR...
La lista crece.

Estáis ahí! Sois nuestra motivación. Sois nuestra fuerza.
No hay palabras para agradeceros lo que hacéis.
Esto es vuestro. Os pertenecemos. Nos hacéis existir.
Muchas, muchísimas gracias de este par de locos. Buscamos mejorar para vosotros.

Vilches y Charro


Publicar un comentario en la entrada