viernes, 17 de octubre de 2008

FUENTES ESCRITAS TRASCENDENTALES. La Vieja Letanía.




[...] Se levantaron unidos bajo la misma bandera
Quienes nunca vieron la luz del mismo día
Por guiar sus destinos aquellos que bordaron el escudo.
Entre los valientes de la Arkâlia,
De todos cuanto la historia tuvo
La pura sangre de hombres que corre por sus venas
Blande la Flor de Jade,
Y es de tal manera
que a Las Sombras se destierra [...]


Extracto de la Letania de la Flor de Jade.





Buena parte del nudo argumental de esta saga épica fantástica se hilvana a través de las citas e interpretaciones de algunos textos míticos e históricos donde se plantean buena parte de las profecías, leyendas y claves necesarias para entender La Flor de Jade en su conjunto. En este apartado esbozaremos algunas de las líneas clave de estos textos que articulan y sustentan buena parte de la trama.


La Vieja Letanía de la Flor de Jade.

La Letanía de la Flor de Jade que da nombre a la saga es quizá el texto más determinante por servir de base a todos los demás y por tanto es la pieza con la que todo cobra movimiento. Se trata de un viejo texto en verso, un gran poema, perdido en su mayor parte (no se conservan originales, las supuestas piezas conservadas son copias élficas fragmentarias de las que se duda de su autenticidad), de autor desconocido y cuya redacción se pierde en las raíces del tiempo. La Letanía habla de la primera cosmogonía, es decir, de la génesis de los primeros dioses es decir de la Época Mítica, la creación del mundo y las batallas entre las distintas facciones de divinidades hasta el destierro del Príncipe Kaos después de ser vencido por los humanos con ayuda de la Flor de Jade, un arma poderosa creada por los Dioses de la Luz a tal efecto. En sí, no es más que un antiguo relato mitológico que cuenta el origen del mundo, origen que fue asumido por las culturas que posteriormente heredarían la tierra. Su principal y más misterioso punto se encuentra en la determinante acción que otorga a los humanos, en aquellos albores del mundo, una raza secundaria que tardaría mucho tiempo en encontrar su preeminencia a nivel político y cultural (posible origen humano del texto?). Su lejanía en el tiempo y sus muchas sombras harían de este texto algo clásico y poseedor de una atracción y consideración especial al ser la base de la mayor parte de tradiciones posteriores.


Publicar un comentario en la entrada