sábado, 17 de enero de 2009

Principales territorios.El Árido Arröstann.


"El Árido Arrostänn es insondable en su vacío. Un punto insignificante en aquel asolado océano de arenas interminables. Un lugar que, incluso conociendo dónde se levantaba, resultaba improbable de hallar. Aquellos jinetes lo habían hecho, pero sabían a la perfección que su éxito tenía grandes aliados a su favor. Ellos estaban allí: los Hijos del Innombrable. Aquél era su dominio. Vueltos al mundo, aquel endiablado lugar les pertenecía y con él todos sus peligros. Khänsel miró a su alrededor. Era un oasis de actividad en mitad de una tierra muerta. Sus ojos buscaron aquellas siniestras formas. Ninguno de ellos daría la cara; pero sabía que su halo siniestro estaba vivo en alguna parte, conteniendo la infinidad de amenazas que habitaban en aquella jungla de arena."

El Enviado. Libro Primero.


El Arröstann es un enorme y desconocido continente sin límites definidos que se extiende al sur de las costas más australes de Arminia, separado por un estrecho paso. La tradición otorga a este lugar el escenario de las luchas de los Dioses en la Época Mítica, causa de su aridez y desolación. En realidad se trata de un gigantesco desierto árido, infestado de peligros y criaturas peligrosas.
El Arröstann también tiene una oscura fama: Cuando durante el esplendor de Imperio élfico se decidió combatir las formas de magia que manipulaban la muerte y se persiguió su práctica, algunos de los nigromantes lograron huir y asentarse en este lugar donde prosiguieron con sus prohibidas artes. Este desolado e interminable lugar sirvió bien para su escondite y algunos de ellos consiguieron levantar auténticos feudos.
Durante mucho tiempo la amenaza de la no-vida estuvo siempre presente en estos desolados yermos. Resultó habitual que los reyes de antaño invirtieran parte de sus esfuerzos en organizar cruzadas contra el Arröstann (que servían para su propia propaganda personal) La Tradición también dice que allí fue donde los Caballeros Jerivha encerraron al demonio Maldoroth y a sus lugartenientes, los Doce Innombrables.


Nota: las imágenes son provisionales y meramente orientativas.
Publicar un comentario