miércoles, 13 de marzo de 2013

La historia elige a su autor... y el autor a su público. (pequeño homenaje a nuestros lectores)



Hace una semana, en una cena informal de amigos, Carlos Pacheco nos hacía una confesión al hilo de una interesante conversación sobre el arte y los artistas. En casa de Javier, con la comodidad de las copas, Carlos aseguraba que el "Artista", sea del ámbito artístico que sea, elige a su público. Lo hace con el enfoque de su obra, con sus decisiones, con su talante y estilo, con la elección del género, matices, vocabulario, con la propia imagen que proyecta que atrae a un determinado público, para bien o para mal; así que esa elección no es baladí.

El autor elige al público que le sigue. 

Una reflexión así, que parte de toda una autoridad en el mundo del cómic, es, sin duda, una de esas frases que te hace pensar y mirar lo que se lleva cosechado. Javier y yo lo hicimos. Miramos atrás y a ambos lados para ver qué tipo de público habíamos convocado... y lo que percibimos, lo que comprendimos en ese instante quedaba bien claro: 

                                        Hemos sabido elegir bien. 
                                        De hecho, no hemos podido elegir mejor.

      Se llama Eugenia García. 
Eugenia (Sevilla)

Estudia en la universidad Pablo de Olavide, en Sevilla (España), Se confiesa rolera radical, lectora voraz y tiene, probablemente, los ojos grises más impactantes que haya visto nunca. Llega a través del Codex Apocalypse con una batería de preguntas sobre su lectura que me hace desde el chat de Facebook. Nos pasamos toda la tarde hablando sobre Historia del Mito y mil cosas más. Termina proponiéndonos asistir a unas jornadas de rol que su asociación piensa organizar en verano. Como es lógico, acepto encantado. El día de antes ni siquiera sabía que existía. De esto no hace una semana.

Ella ha sido la última en aparecer. La última lectora a quien la magia de este mundo interconectado al segundo nos permite, casi por arte de magia poner nombre, rostro, edad, lugar, incluso nos permite entrar de hurtadillas en su mundo y atisbar qué tipo de personas nos leen, nos sufren, nos comparten, nos hacen imprescindibles y dan autenticidad real y valor a lo que hacemos.

Elodia (Zaragoza)
La magia se repetía solo un fin de semanas antes. Se llama Elodia (Wolff). Trabaja en Fnac de Zaragoza donde Luis, Rómulo y éste que escribe firmaban ejemplares del Apocalypse. Es una italiana, criada en Canarias y afincada en Zaragoza, inquieta, vital, con una energía arrolladora, con una pulsión artística que deja sin aliento. También rolera, amante de las motos y los animales. Es compositora y lead vocal del grupo de ElectroGoth de influencia germana: My Beloved Dead. Ya tienen 5 discos y yo aún le debo respuesta a su último correo.

Avatar de Luna (Barcelona)



Motera también es Luna Tusky (Barcelona). Nos contaba que nuestra saga La Flor de Jade la había acompañado en la rehabilitación de una grave caída de la moto. La acompañamos en su segundo nacimiento, como nos decía. Luego pasó a leer Irene y nos amenazaba con ser implacable en sus "despiadadas críticas". Aprobamos el examen.

Jose Ángel (Palencia)





Algo similar ocurre con Jose Ángel Trancho (Palencia). Un colega historiador cuyo encuentro con nuestro trabajo también está ligado a una triste historia de hospital. Siempre se me seguirá poniendo la carne de gallina al leer sus confesiones y cada vez que me escribe me pregunta: "¿Te acuerdas de mi? Soy aquel chico que..."
Hay cosas que no pueden olvidarse.





Jose María (Barcelona)


 Jose María Luque Luque (Barcelona) Es un cordobés afincado en Barcelona, por aquello del trabajo y de andar cerca de su pareja. Hemos coincidido en varias ocasiones en Barcelona y Madrid porque es de los que no dudan en hacerse kilómetros para asistir a una presentación o coincidir en algún salón. 





Miguel (Madrid)






En este sentido, guardamos en el alma los más de 400 km que se hacía Miguel Álvarez Bargueño para asistir a nuestras presentaciones y se remonta a las viejas ediciones de la Saga en papel. Es miembro de la Unidad Militar de Emergencias y ahora disfruta de destino en Canarias. Javier y yo ya no podremos quedar con él para tomarnos unas cervezas por Madrid pero sabemos que en su nuevo destino está como Dios. Te echamos de menos, Meridio.




Sara (Sevilla)


De aquella distante época también es Sara Pomares. Una guapa sevillana que pasó buena parte de la tarde de un Salón del Manga en Sevilla charlando animadamente conmigo y con Manuel Fernández Bueno (Ecos de Azüera) después de una sesión de firmas


Belén (Madrid)




Músico también es Belén Torres, una joven teclista que vive en Madrid y suele picarme en Twitter cuando me pongo demasiado trascendente con las cosas del corazón y sale mi lado canalla. Ella también llegó a través del Codex.


Patricia
Patricia Machín  trabaja en una gran compañía de energía. Me volvía a sacar los colores cuando me escribía hace unos días para decirme que había terminado la segunda entrega de Irene en Polonia, donde  ultimaba un trabajo. Precisamente, el escenario donde transcurren los hechos de nuestra serie romántica. 




Nuria (Toledo)
A Nuria Carranza (Seseña, Toledo), aún le debo un café porque trabaja en Madrid a pesar de vivir en Seseña donde colabora activamente en política local.  


Nuestros lectores no tienen un patrón definido, ni un perfil concreto de edad, sexo, profesión, posición, status social, lugar o residencia.... y para autores de género, eso significa, no solo la ruptura de estereotipos totalmente infundados, como que la fantasía solo interesa a los adolescentes, que la romántica solo gusta a las niñas o que fuera de España no hay futuro para escritores nacionales, sino que hemos conseguido eludir las barreras impuestas.


Avatar de Celine


Celine Durieu (Francia) trabaja en Air Chance y (no estoy completamente seguro) debe ser azafata de vuelo, porque suele decirnos que bromea amenazando a los pasajeros con no darles de comer si no leen nuestras obras. Le gusta leer en español y cada vez nos escribe desde una parte del mundo. No hace mucho tuvo un bebé. Hoy día es una habitual en nuestros muros de Facebook.




Si algo tiene de maravilloso la conjunción de un mundo cada vez más pequeño y la apuesta por portales libres como Amazon es que puedes llegar a todos los rincones donde se hable el idioma en el que trabajas y que eres accesible 100% para todas aquellas personas con interés por leer tu trabajo. no dependes de intermediarios ni distribuidoras... Llegas hasta su misma habitación.  Luego, algunas de ellas tienen la iniciativa de darse a conocer, especialmente por las redes sociales, que facilitan un trato directo e inmediato. Así, los autores podemos tener el placer de mirar a los ojos y compartir impresiones, anécdotas o simplemente unas palabras con personas al otro lado del mundo, cuya distancia, en ocasiones nos hace tener no solo un océano, un horario, si no incluso dos estaciones de separación.

Fausto (Miami)
Juan Camilo (Medellín, Colombia)
Fausto Alejandro es un joven cubano de San Antonio de los Baños que se nos confesaba "adicto" a la saga. Actualmente reside en Miami (Florida) como María Rodriguez que acaba de tener otro pequeño, y desde allí nos azuzan para que terminemos pronto la 4ª entrega de Flor de Jade. No tienen nada en común entre ellos salvo pertenecer a esa comunidad latina norteamericana que nos lee... y que luego se atreve a contárnoslo.



Jose Luís (Colombia)
Juan Camilo C  es de Medellin, Colombia, del mismo lugar que Jose Luis Castaño quien llegó a la Flor de Jade antes incluso de que fuese editada y ha seguido animando todo nuestro recorrido. Esperamos que ambos sigan ahí para ver cómo sigue.



Evelyn (Argentina)
Estela (B. Aires)
Luigi (B.Aries)
Evelyn Valerita nos hacía llegar sus palabras desde Argentina. De donde son los hermanos Luigi y Estela. Él consumió El Enviado en descarga "ilegal" y nos sigue desde entonces. Es directamente responsable de que tomáramos la determinación de volvernos Indies a través de Amazon para poder conseguir que nadie se sintiese en la necesidad de descargarse material "ilegal", puesto fuéramos capaces de llegar nosotros mismos a todo el mundo y a precios muy asequibles. Estela... bueno, Estela es de esas personas inolvidables que pasan por tu vida. Reducirla a una anécdota en una linea de blog es desmerecerla.




Andreina (Uruguay)
Kvote (Santo Domingo)
Con Andreina Gallo (Las Piedras, Uruguay) he compartido tardes enteras de charla por chat. Es una jovencita que sigue nuestro trabajo desde hace años, como Luigi, desde antes de lanzarnos al universo indie, por eso, el mérito de seguir ahí es algo que nos emociona muchísimo. 

Kvote Hernandez (Santo Domingo) es un joven dominicano, amante de la lectura que hace sus pinitos como escritor y que nos sorprendía incluyendo nuestro trabajo entre las mejores lecturas fantásticas de su biblioteca, al lado de grandes nombres. De cuando en cuando sigue compartiendo los trabajos de ilustración de Javier y haciéndose eco de nuestros títulos.


Avatar de Susi
Muchos de nuestros lectores se han implicado de manera emocional con nuestra labor, especialmente aquellos que pertenecen a lo que suele denominarse como blogosfera: los blogs reseñistas, más concretamente, de lectura romántica y juvenil, que resultan todo un universo paralelo. Hemos tenido una cariñosa acogida entre ellos y el sabor de boca siempre ha sido muy bueno y altamente sorprendente, tanto en blogs españoles como fuera de España. Quizá más interesante ha sido hallar eco en blogs alejados del perfil habitual de administradora adolescente. 

María Eugenia  (guadalajara)
Las anécdotas que nos dejan las apreciaciones de Susi Lopez Blanco (Compostela) o, especialmente,  María Eugenia Arias (Guadalajara) en su blog Diario de una Mujer, Madre y Esposa sobre nuestra serie Irene, directas, sin elucubraciones baratas, como flechas al corazón desmienten todos los tópicos sobre las lectoras de romántica fantástica.
Ylenia (Cantabria)


Y cuando ha sido así, nos hemos llevado una sorpresa mayúscula, como con Ylenia Sanjuán. Esta guapa santanderina, que nos conocía a través de la serie romántica Irene, nos regaló la que hasta la fecha podemos decir que es la reseña más cariñosa, potente, intensa y cuidada de todas las que nuestros trabajos hayan podido tener, superando incluso las que ya nos hiciera en esos mismos términos sobre la serie romántica. Allwënn Soul&Sword, nuestro relato ilustrado nunca ha tenido palabras más entusiastas, ni acogida más intensa que la que nos dedica Ylenia y eso para que luego digan que a las chicas no le van las historias desgarradas con acción, tragedia, sangre y espadas.

Lo cierto es que sí hemos visto algunas tendencias entre nuestros lectores. 
Para empezar, podemos decir con muchísimo orgullo que nos siguen más chicas que chicos. No hay un perfil definido en cuanto a edad, tendencias, perfiles, entre chicos y chicas. Tenemos lectores/as de menos de 20, de más de 20, de más de 30, de más de 40... Tenemos solteros/as, casados/as, con hijos, con perros, estudiantes, trabajadores liberales, profesionales, funcionarios, roleros, blogueros, músicos, escritores... 
Es un compendio diverso, demasiado global para establecer distinciones, salvo el hecho de su tremenda heterogeneidad. Sí es cierto que las damas son mayoría, o al menos, son mayoría las que nos hacen saber que existen. Considerarnos de algún modo autores "para mujeres" nos parece un tópico infundado y una etiqueta que desmerece a las lectoras, precisamente, pero nos encanta saber que nuestro público femenino está ahí, nos sigue y nos quiere. Ellas, además, son lectoras voraces y no tienen el menor problema en saltar de registro. Llegan a través de Irene (las que menos), el Códex o Flor de Jade (sin que exista una clara tendencia mayoritaria), pero saltan sin problemas al resto del catálogo. Ello nos anima a seguir probando nuevos registros, nuevas historias y esforzándonos por sorprender con nuevos escenarios. En los chicos si hay mayor tendencia a venir de las lecturas de La Flor de Jade y en menos medida del Codex. Tienen menos propensión a saltar de género, pero son increíblemente fieles. Somos conscientes de que hemos generado un grupo lector que es fiel a nuestro trabajo, no solo lectores puntuales de un volumen puntual. Hemos elegido, tal y como apuntaba Pacheco, lectores que se sienten cómodos, que buscan y valoran nuestra manera de contar historias y no solo el argumento concreto de ellas. Ese tesoro es impagable.

Esta es solo una leve muestra porque olvidamos muchos nombres, muchas historias; y a todos los que comentan, comparten, animan y hacen llegar sus impresiones a Javier, directamente, a través de sus rincones en la red, donde muestra su trabajo como ilustrador, tenga relación o no con el catálogo de Vilches&Charro. Solo es un tímido acercamiento a los miles de lectores que existen repartidos por este mundo sin fronteras y que nos han dado la posibilidad de conocerles.

Aún habrá quienes sigan pensando, interesadamente, porque así amansan su propio veneno, que a los autores indies solo nos compran, comentan y valoran bien nuestros colegas; y que los cuatro locos despistados que lo hacen fuera de nuestros círculos son los que nos dicen la verdad y nos ponen como un trapo. Resulta una obviedad como un templo ver que ese esquema solo tiene sentido en sus cabezas... pero en algo les daré la razón: muchas de estas personas, que llegaron en algún momento como lectores, han terminado siendo amigos.
Débora

Clara
Tito
Quizá el paradigma sean Clara, Tito y Débora (Madrid), como último referente de una lista cada vez más larga (en este sentido... no fueron Luis y Rómulo Royo lectores de la saga? No lo fueron Josema Beza o Susy Diaz y terminaron enrolados en el Galeón colaborando intensamente y siendo responsables de mucho de lo bueno de nuestro trabajo?). Ellos también llegaron a través de nuestros libros. Clara a través del Códex, Tito desde Flor de Jade, Débora se confiesa enamorada de Irene. Hace unos meses no teníamos ningún trato. Hemos estado juntos celebrando sus últimos cumpleaños y ahora quedamos y salimos por Madrid. Sus comentarios, sus impresiones, sus palabras... a partir de ahora ¿qué serán? ¿de amigos o de lectores? A veces la línea es delgada. Nos honra poder decir eso.

Vilches&Charro nos hemos esforzado por no ser simplemente una asociación puntual. Hemos querido mostrarnos con un talante y espíritu muy concreto, el que somos, el que tenemos. Para nosotros, todo este muestrario de rostros, de nombres, de ánimos y palabras en red; todo este catálogo de personas a las que solo una pequeña parte hemos llegado a conocer en persona, pero con los que mantenemos, en muchos casos, una complicidad en las redes no sois simplemente la pequeña cuota de alguna de nuestras facturas. No sois solo lectores. De alguna manera también nosotros os seguimos, sabemos de vosotros, de esas cosas que os hacen dejar de ser anónimos, números, cifras, ranking, nicks... 

Vosotros sois la razón y la motivación. Saberos ahí nos da energías cuando las cosas se vuelven oscuras. Nuestras historias solo son el vehículo.
Los  libros unen. La magia está ahí fuera. 

Hemos elegido bien, Carlos. Puedes estar tranquilo.


Sinceramente 
Vilches&Charro


Publicar un comentario