domingo, 30 de octubre de 2011

En esta semana: El Libro de los Herederos. Flor de Jade 3 (Cover cut by Charro)


Cover cut del boceto de la portada de La Flor de Jade 3: El Libro de los Herederos by Charro.

Primer lapiz preparatorio de la portada del Libro de los Herederos, Flor de Jade 3. 
Garabateado en tiempos muertos de espera en el aereopuerto de Moscú.


Quizá no podamos cumplir la promesa de tres libros en un solo mes. Sin embargo nuestra palabra no se rompe por mucho tiempo. Esta primera semana de Noviembre será con toda seguridad la fecha límite para la salida en exclusiva del tercer volúmen de la Flor de Jade que lleva por título El Libro de los Herederos.

El retraso que ha sufrido la salida de esta tercera parte de la pentalogía morirá a nuestros pies en solo unos días. Soy consciente de la espectación creada en torno a este volúmen inédito, esperado por algunos desde hace meses y debo confesar que tanto yo como el incombustible Javier Charro nos hallamos en estos compases de nuestro trabajo altamente emocionados por ver este volúmen a disposición de todos. 
Su lanzamiento exclusivo en formato e-book le convierten en el último eslabón actual de esta saga en la cual llevo trabajando una década desde sus primerísimas redacciones finales. Verle a punto para su nacimiento nos llena de espectativas. Personalmente creo que las páginas de este tercer libro son las más completas, las más dinámicas y emocionantes. Creo fírmemente que el nivel alcanzado en esta tercera entrega va a ser un alto listón a superar en las siguientes. Traspasamos con él el ecuador de nuestra aventura y la situamos en un punto álgido, determinante y arrollador desde el cual todo gira y pivota en un viraje que hemos venido insinuando desde el primer volúmen. 

Si El Enviado suponía colocar todos los aditamentos sobre la mesa del banquete, preparar el cuerpo sobre los cimientos de una historia y El Círculo se Abre es el estallido contrareloj de una carrera perdida de antemano, situar a los personajes y las historias que arrastran en su peor posición; El Libro de los Herederos es un horno a temperatura creciente. Las llamas de esta historia cobran intensidad constante. Crecen y extienden su abrazo página a págia sobre una amenaza sospechada, imparable. Es el momento de descubrir las cartas sobre la mesa, de las maniobras osadas, de creer que lo imposible puede ser posible marchando hacia un destino que parece inalterable. Este tercer volúmen tiene trazas de ser un épico final pero no es más que el climax desde el cual todo lo que construimos adquiere una nueva perspectiva. Aquí nos quitamos el velo. Aquí nada termina, todo se transforma, adquiere su verdadero valor y sentido. 

Presentamos además nuevos personajes, que no dejan de aparecer. Personajes que siguen aportando un componente esencial, determinate para el desarrollo de ese cambio de sentido que hace de esta saga algo personal. Si el séptimo Vhärst de Misal, Aleha, protagonizaba la portada de El Enviado como símbolo del latente cambio por llegar. Si el descarnado Allwënn lucía su pecho desnudo y su mirada desafiante en El Círculo se Abre mientras sostiene esa espada emblema que es la Äriel como símbolo de aquello que todo lo da y todo lo quita... Tsumi es la encargada de abanderar esta tercera portada. Aún no la conocéis, pero os invito a pensar porqué ella es la responsable de representar al Libro de los Herederos.

Los actores ya están preparados. El cruel escenario sigue desplegado esperando ser pisado. Todo está en su sitio para levantar de nuevo el telón. Apenas se retocan las últimas pinceladas. Solo faltáis vosotros. La Flor de Jade vuelve a dibujar el umbral en el horizonte. 
Regresamos. 
No podemos parar. 
¿Estáis preparados?
Yo creo que no
Publicar un comentario en la entrada