sábado, 23 de abril de 2011

Confesiones desde las estrellas. La voz secreta de Äriel.

(Un dragón a su espalda-fragmento- Äriel. Ilustración original de Javier Charro. Todos los derechos reservados)

 Los personajes eligen. Igual que las historias, los personajes eligen quien ha de ponerles voz, a quién han de confesarse. Äriel NO me ha elegido a mi. No estoy celoso, no obstante. Ella es el personaje ausente en Flor de Jade. A pesar de su relevancia, apesar de la importancia de su presencia y ausencia, es el personaje no narrado, el esquivo, el personaje fantasma. Me susurró los suficiente para que yo puediera incluirla en el mundo, para que pudiese mencionarla, pero me negó sus más profundos secretos. No del todo. Me contó lo bastante para que yo pudiera advertir quién sabía de verdad el resto de su historia. Me susurró un nombre y no la creí. 
Hoy vengo a presentaros la última ventana de este caleidoscopio que gira alrededor de esta Saga y de los proyectos que a través de ella hemos decidido iniciar. Os presento las "Confesiones a las Estrellas". 
NO soy el autor directo de las palabras que van a plasmarse en ese rincón y sé que muchos frunciréis el ceño si os aseguro que quien lo hace es la propia Äriel, de su puño y letra, de su propia voz. Sé que no me creeréis si os cuento que existe una historia secreta entre Allwënn y ella, una historia que quizá en algún momento forme parte de una narración que merezca tener cabida en la fórmula real de esta saga. Quizá... pero tiene tantas ganas de salir a la luz, tantas ganas de ser ella misma quien la narre, aquí y ahora, que no soy nadie para evitarlo. Sencillamente ni puedo ni quiero evitarlo. Hoy sé que ella existe, sus recuerdos perviven, la historia de ese amor que se mantuvo vivo por encima de tiempos, de lágrimas, de vidas incluso sigue ahí. 
Los hechos que vais a conocer son reales, más reales de lo que nadie imagina. Allwënn y Äriel están vivos. Ella recuerda y quiere confesar aquella historia de amor que selló sus destinos. Todo es cierto, aunque no lo firme mi puño y letra. Tenéis una certeza más allá de toda duda. Cuántas veces alguien puede decir que ha conocido una historia de amor directamente de un personaje. Ella no es un personaje. Lo comprobaréis si prestáis atención y cerrais los ojos. Äriel se desnuda ante vosotros. Äriel confiesa cómo, cuándo y por qué.
Äriel decide vivir, de nuevo, todos los pasos, todos los secretos, todos los momentos que hicieron de esta historia de amor imposible la más bella y emotiva historia que este pequeño escritor pueda contar jamás.
Un fragmento secreto de Flor de Jade que solo la verdadera Äriel podría contar. Disfrutadlo. Es el mayor regalo que puedo concebir.
Gracias Äriel... por volver.


Inicia el viaje.... aquí

Publicar un comentario en la entrada