viernes, 22 de febrero de 2008

GÉNESIS DE UNA ÓPERA ÉPICA. Articulación Interna y Fundamentos del 1er Libro.


Dentro de la saga de Flor de Jade, este primer libro tiene la función de preparar todos los terrenos para el desarrollo posterior. De algún modo funciona como prólogo de la verdadera historia.
Dentro de sus páginas se presentan la mayor parte de los personajes que serán esenciales en la historia (Rexor, Ishmant, los Humanos, Allwënn y Gharin, Ariom, Lem Forjadorada, y muchos otros). Este volúmen presenta las primeras líneas de la historia, hace conocerse y vincularse a los primeros personajes y sobre todo supone el tránsito de los personajes humanos a la realidad que se configura en el mundo de Flor de Jade.

Para el lector, igual que para los personajes humanos, este libro ha de ser un viaje que se inicia desde el desconcierto de un universo nuevo para ir progresivamente empatizando con los personajes que les rodean. Estos comienzan a desnudarse y a mostrar sus rostros, así como comienza a establecerse un discurso coherente sobre la situación de ese mundo y la participación (involuntaria pero inevitable) de los personajes humanos en todo ello.

Para tal fin, no he optado por la narración lineal, más bien al contrario. Es rasgo de mi estilo narrativo romper continuamente tal linealidad, tanto en saltos espaciales, narrando eventos que se desarrollan en lugares distintos, como saltos temporales, y narrar eventos pasados y futuros en conexión con los presentes. Este rasgo aporta al texto una dosis de intriga, que si bien en algunas ocasiones puede despistar al lector en momentos muy puntuales, siempre justifica su validez al ponerse más tarde en relación con el resto de la historia, devolviendo la coherencia a la lectura y convirtiendo en doblemente gratificante aquel desconcierto inicial.

Este libro está focalizado en las vicisitudes del grupo de humanos y persigue hacer partícipe al lector de su lento proceso adaptativo y de su progresiva fascinación con el mundo que le rodea. Interés por su problemática y sobre todo con los personajes a los que los personajes tienen la necesidad de vincularse. conforme van descubriendo diversos aspectos de su propia personalidad.

El cierre de este bloque, por tanto, se produce en el punto en el que los Humanos son perfectamente conscientes de cuál es su verdadera situación, y se les expone de manera evidente que son el centro de fuerzas más allá de la lógica. Ante ello, se suscita una interesante paradoja de cierre que no revelaré aquí. Este punto es el mejor momento de corte pues cierra y recapitula los hechos pasados. Permite un punto de arranque interesante para el siguiente volumen sin avanzar ninguna de sus claves, por lo que deja libertad al lector para especular sobre ello.
Publicar un comentario